Pendejo! en Argentina: 19 de Octubre Uniclub

fotopress

La banda de rock duro procedente de los Países Bajos termina su gira Club de la Muerte Tour en Uniclub, el Miercoles 19 de Octubre junto a Banda de la Muerte.  La gira los llevó por nuestro país y Uruguay.

El Pastuso y Jaap “Monchito” Melman son los fundadores de Pendejo!,  comenzaron mezclando riff pesados con baterías contundentes, letras directas en español coloquial sobre las historias más raras de su vida y ,como aderezo final, una trompeta penetrante. Sus orígenes latinoamericanos le aportan un sabor especial al Club de la Muerte Tour.

En el año 2010 lanzaron su primer disco “Cantos A La Vida” que se editó en España y en Benelux. Este trabajo tuvo muy buenas críticas por parte de la prensa y del público. Su música fue descripta como pesada, adictiva , cruda y movida.  En el  año 2014 editan “Atacames” con el productor Pieter Kloss (trabajó con bandas como Motorpsyco, Barkmarket y Ween) en los Void Studios de Eindhoven, en los Países Bajos, todo grabado el vivo. El resultado fue un disco atrevido compuesto por 10 canciones que van desde lo más pesado hasta lo más alegre, y de lo melodramático a lo puramente agresivo

Pendejo! recorrió el underground europeo y latonoamericano,compartiendo escenario con bandas como Fu Manchu, Karma To Burn, todo ese bagaje los hizo capaces de dar conciertos poderosos, intensos y que no pasan desapercibidos para ningún espectador.

El Club de la Muerte Tour dejó su huella en cada ciudad por la que pasó. La unión de Banda de la Muerte y Pendejo! promete levantar polvareda este miercoles en Uniclub.

 

Para conocer más:

 

Música: http://pendejoband.com/es/musica/

Videos: http://pendejoband.com/es/videos/

 

 

 

Club de la Muerte Tour:

7/10 Mar del Plata. Zwan inv: Hemisferia, Le Fai y Griptodonte.

10/10 Santa Fe. Tribus Bar inv: Patada.

13/10 La Plata. Pura Vida. inv: LA Segunda Guerra Mundial.

14/10 Montevideo Bluzz Live. inv Motosierra, Austral, Hijo Agrio.

19/10  Capital Federal. Uniclub. inv: Montañas Evento: goo.gl/uBouCS

 

Todo Aparenta Normal + Parteplaneta en Niceto el 20 de noviembre

14433088_10154570038468044_1685947859346436880_n

DOMINGO 20 / NOVIEMBRE / 20 hs.
Todo Aparenta Normal y Parteplaneta

Todo Aparenta Normal y Parteplaneta, los referentes de la nueva camada de artistas emergentes cierran el año a todo trapo.
Dos bandas que ya comenzaron a dejar el under de la escena rockera para tener un lugar más visible en la primera plana del circuito del rock nacional e internacional se unen para dar un show único.
La cita será el 20 de noviembre, en Niceto Club (Niceto Vega 5510, Palermo – CABA).

Entradas disponibles a través de Sistema Ticketek

Sig Ragga en Vorterix: derribando muros y apostando al amor

El cuarteto santafecino no deja de sorprender. El feriado 10 de octubre llenó Vorterix en la presentación de su nuevo material discográfico ¨La promesa de Thamar¨, una mixtura de sonidos modernos, ancestrales, poesía, colores. Un mensaje de amor, con espacio para la reflexión. Con la mística que sólo ellos logran y su estética tan particular, lograron conmover a los presenten con sus clásicos y nuevas canciones. Crónica: Roma Zacarías. Fotos: Daniel Watanabe.

03

Sig Ragga se apoderó del escenario porteño del Vorterix a las 21hs, luego de que sonara la introducción en piano de ¨Chaplin¨. Se emprendió un viaje de ida; se entró en un estado y se salió en otro. Cada show de la banda es una experiencia única y es por eso que en el teatro no cabía un alfiler, pese al mal tiempo y a que al día siguiente se trabajaba. Nadie se lo quiso perder.

El cuarteto se encontraba con el atuendo que acostumbran: las caras pintadas, incluyendo el pelo de blanco y túnicas del mismo color. Humo, luces y visuales de las obras de ¨Pepo¨ Cortés, complementaban la puesta en escena. Sig Ragga va más allá de la música, es arte en todos sus estados. El sonido fue perfecto, como siempre, igual al del disco.

El público se mostró muy participativo: a veces de manera pasiva, con un silencio del mayor de los respetos, probablemente transportados por las melodías, a través de miradas compartidas con ¨Tavo¨ Cortés, quien suele acercarse en segmentos a la audiencia; otras de forma más activa, por ejemplo, haciendo pogo en la canción ¨Matata¨. La banda se comunica a través de gestos, movimientos, miradas, pero eligen no hablar con el público entre tema y tema. Se crea así, una suerte de rito.

A lo largo del show se interpretaron muchas canciones clásicas del primer disco, tales como ¨Feliz¨, adaptada a la formación actual, con un solo de guitarra con influencias del jazz, de las manos mágicas de Nicolás Gonzalez; ¨Orquesta en descomposición¨, ¨Puntilla If Kaffa¨, ambas muestras del ingenio de ¨Tavo¨ a la hora de crear sonidos con la voz –han aclarado en entrevistas que no forman parte de ningún idioma-; ¨Quise ser¨, ¨Severino Di Giovanni¨, ¨Abrir y cerrar de noches¨ y ¨Continuidad de lo indecible¨, hermosas canciones donde queda claro que Sig Ragga mantiene la misma filosofía desde sus comienzos, la calidad del sonido fue mejorando notablemente, pero la esencia está intacta.

De ¨Aquelarre¨, su segundo disco, interpretaron a lo largo de la noche: ¨Escalera y barco¨, ¨Pensando¨, ¨El niño del jinete rojo¨, ¨En el infinito¨, ¨Chaplin¨ y ¨Como un tren a las nubes¨. Por canciones como éstas es que la banda va mucho más allá del género reggae y de cualquier género en sí. Cada canción puede ser tomada como una obra pero a su vez todo el disco es una unidad cargada de sentido, una obra de arte con todas las letras.

Del nuevo disco se interpretó ¨Ángeles y serafines¨ -el corte difusión-, ¨Un grito impotente¨, ambos sobre cuestiones sociales, un llamado a la conciencia y al amor, muy representativos de las ideas de la banda; ¨Girasoles¨, canción sobre los trabajadores del campo; y ¨Arlequin¨, poesía en estado puro. Todas estas canciones fueron las más festejadas por la gente. Había hambre de canciones nuevas. Superaron las expectativas y estallaron los aplausos para esta gran banda que logran transmitir tanto con su música. ¨Esto no lo viví nunca¨, se oye decir a un seguidor. Y así, con los sentidos extasiados hasta la próxima, la gente emprendía el regreso a casa, transformados hasta la médula por estos artistas inmensos, de otro planeta.

Roma Zacarías

04

Científicos del Palo se presentará en Niceto el 19 de noviembre

14519828_1355534124459072_2925920715896932195_n

SABADO 19 / NOVIEMBRE / 20 hs.
Científicos Del Palo

Científicos Del Palo vuelve a Niceto Club para despedir el año. Invitados: ExperimentoNegro

El trío conformado por ¨Pepo¨ San Martín (Guitarra y Voz), Seba Quintanilla (Batería) y ¨Popete¨ Andere (Bajo) regresa a la Ciudad de Buenos Aires para presentarse en Niceto Club el sábado 19 de noviembre en lo que será su última fecha propia del año en la ciudad. En este show, donde recorrerán toda su discografía y adelantarán algo de su próxima placa, los acompañará ExperimentoNegro (Santa Fe). Luego de su presentaciones en La Trastienda en abril y su show del pasado 20 de junio en GROOVE, el grupo vuelve a Niceto para cerrar su agenda de shows en la ciudad. Recientemente comenzaron a grabar lo que será su 6ta placa de estudio en Estudios Del Torito (ex Del Cielito), disco que será parte de una trilogía que se titulará ¨Justicialista¨ y que será lanzado en 2017 la primera parte de la misma.

Anticipadas a la venta por Sistema Ticketek.

The Vintage Caravan en Uniclub

La visita de la banda islandesa (absolutamente desconocida para este cronista, quien es un buscador constante de nuevos grupos de hard/stoner/psych) fue la excusa perfecta para disfrutar de una noche de música poderosa, graves potentes y varias sorpresas. Crónica y fotos: Pablo Fernandez. 5-10-16.

dsc_0586

 

Para comenzar la jornada, sonó el dúo To Die, formado por Josefina Anselmo en guitarra y voces y por Agustin Trimigliozzi en batería y voces. En el lugar eramos no mas de 20 personas, contando a Martín Rodriguez de Poseidótica quien musicalizó la espera entre banda y banda, los bartenders y la chica del quiosco de merch.

Así y todo dejaron el alma en cada canción. El sonido del grupo recuerda a las violas y bata de Zeppelin, por momentos y luego, se remonta el vuelo sonando un poco a una especie de Mars Volta embebido en LSD. Pero en ningún momento pierden sutileza. La voz de Josefina parece todo el tiempo al límite del quebranto, pero siempre tiene un tono mas alto que brindar. Ella debe pesar 32 kilos, mojada, pero tiene la potencia de una orquesta sinfónica completa. Y cuando Agustin canta no solamente lo hace muy bien, además toca la batería haciendo cosas complejas, sincopadas, ritmos enfermizos. O sea: una banda del recontra carajo. Lamentablemente, anunciaron que van a dejar de tocar en vivo por tiempo indeterminado. Si querés ser optimista podés pensar que es porque van a grabar un nuevo disco. En lo personal, yo perdí toda clase de optimismo hace años, solamente me dedico a esperar que la vida no me de la razón.

Luego de una corta pausa, llegaron los platenses Picaporters, muy queridos por un público que solamente vino a verlos a ellos (aún pagando una entrada que no era nada económica). El sonido del grupo es de stoner psicodélico, una especie de cruza entre Humo del Cairo y Poseidótica, para ofrecer una descripción tan abreviada como injusta. En lo personal había escuchado sus discos, pero no los había visto en vivo, por lo que la sorpresa rondó en torno al sonido: me encontré con una banda que a como suena el disco, que ya de por sí es alucinante. El set fue un poco mas largo que el de la banda anterior, pero esto no es una queja, todo lo contrario. No hubo tiempo para sutilezas, las canciones fueron poderosas como un cañonazo.

Volvió la música de Martín y luego vino Audión, banda de dos ex Natas: Gonzalo Villagra en bajo y voces y Walter Broide en batería y voces (quien también forma parte de Poseidótica), sumado a Dizzy Espeche en guitarras, reconocible a años luz gracias a su peinado afro. En contra de lo que opinan muchos de los que escriben crónicas sobre shows de esta banda, no me suena en lo mas mínimo a Los Natas. Quizás eso se debe a que el sonido de la guitarra de Espeche está en otra dimensión sonora abismalmente diferente a las etapas que atravesó Sergio Ch en la época Natas. Ahora, la pregunta es ¿por qué debería parecerse? ¿tan profunda es la nostalgia que hace que veamos fantasmas sonoros allí donde no existen? O quizás mis oídos estén atrofiados luego de años de recitales y ensayos. Pero básicamente Audión tiene un espíritu propio y un vuelo que, me parece, va por un carril distinto al que transitaron Los Natas y me parece perfecto que así sea. Mostraron las canciones que van a formar parte de su disco en producción y de las cuales muchas podemos encontrar en la web.

Luego la espera se hizo infinita. Pasó mas de una hora entre el cierre de Audión (con un set que me resultó corto, en lo personal) y la salida de Vintage Caravan a escena. Vaya uno a saber que habrá pasado, eso no importa. Lo que realmente tiene peso propio es el recibimiento que tuvieron ese trio de pibes que vinieron desde “muy lejos de casa” como expresó su cantante y guitarrista, Oskar en una de las veces que habló al público, notablemente emocionado por la recepción que tuvo la banda de parte de la gente, que estaban literalmente como locos. Siendo absolutamente sincero y personal respecto a la siguiente opinión, debo decir que la banda no me pareció para nada novedosa o sorprendente. Con esto no quiero decir que sean malos músicos o que suenen mal, todo lo contrario, tocan como los dioses, son pibes jóvenes que tienen un training en vivo que muchos no alcanzan ni siquiera al jubilarse y tienen mucha onda, desbordan y transmiten energía, son cero estrellas y buena onda como personas (vieron las bandas teloneras mezclados entre el público, firmando autógrafos y sacándose fotos, siempre con una sonrisa) pero… No me rompieron la cabeza. Me pareció que toda esa música ya la escuché antes, diseminada en otras bandas, en otros recitales. Me fuí con la sensación de que son un grupo producto de un experimento de laboratorio en donde alguien conjugó lo mejor de diferentes agrupaciones y formó un hermoso y poderoso Frankenstein musical. Quizás me esté poniendo grande, quizás luego de mas de 23 años de recitales cueste sorprenderme o sencillamente no era mi día para contagiarme tan fácilmente de la emoción que flotaba en el ambiente. Insisto, no significa que hayan sonado mal o toquen pésimo, simplemente no me deslumbraron. Debe ser la edad, repito.

dsc_0460

Pablo Fernandez
https://www.facebook.com/fotografiafernandez