Los extraterrestres más humanos, conmovieron a Niceto

El cuarteto santafecino Sig Ragga, se presentó el sábado 3 de diciembre en Niceto, para despedir el año. La banda generó toda clase de emociones en la audiencia y se mostró más relajada que de costumbre. Interpretaron temas de su más reciente disco ¨La promesa deThamar¨ y de toda su discografía, sonando impecables, como de costumbre. Crónica: Roma Zacarías. Fotos: Camila Tau

_dsc0322


A las 21.45 horas del 3 de diciembre, Sig Ragga comenzaba a transportar a la audiencia de Niceto, por última vez en el año. Los 4 vestidos y pintados de la misma forma: las caras plateadas y unos trajes blancos, que los hacen parecer visitantes de otro planeta. La disposición del escenario, permitió estaba que la batería estuviera, a la misma altura y cercanía con la gente que el resto de los instrumentos.

La canción seleccionada para arrancar fue ¨Chaplin¨, una pieza con gran influencia de música clásica y en la que el teclado predomina. Niceto contiene la respiración hacia el final, donde queda Tavo Cortes solo con su instrumento. Se genera un silencio hermoso, hasta que explotan los aplausos y los gritos de admiración. Tavo intenta mantenerse inmutable, serio, pero una mueca se le escapa. Una sonrisa que lo acompañaría toda la noche, pese a unos pequeños incidentes con su micrófono. ¨Quise ser¨, ¨Puntilla If Kaffa¨ y ¨Abrir y cerrar de noches¨ fueron interpretadas con gran precisión. Todas pertenecientes al primer disco de los santafecinos. El bajo estaba un poco fuerte en los primeros temas, pero se acomodó en esta sección y se mantuvo equilibrado a lo largo de la noche. ¿Qué decir respecto a Juanjo Casals? El bajo es el corazón de Sig Ragga, y Juanjo lo hace latir con fuerza y precisión.

Nicolás Gonzalez, guitarrista, activa uno de sus tantos pedales y su guitarra empieza a sonar como una acústica. Comienza a tocar ¨Pensando¨ y la gente se entusiasma cantando, alguien alza un brazo y enciende un encendedor. Toda clase de colores se dibujan en el aire.

 

La lista continuó con canciones de sus trabajos anteriores: ¨Escalera y barco¨, con ciertos toques cambiados, como suele hacer la banda en vivo para sorprender en detalles sutiles, ¨En el infinito¨, ¨Severino Di Giovanni¨ y ¨Continuidad de lo indecible¨.

¨Ángeles y serafines¨, ¨Un grito impotente¨, ¨Girasoles¨ y ¨Arlequin¨ fueron los elegidos de ¨La promesa de Thamar¨, lanzado este año y presentado en Vorterix. Las canciones presentan la estética y mensaje que la banda mantiene desde el comienzo, aunque la fusión de sonidos nos recuerda más a ¨Aquelarre¨ que al primer disco.

Siguieron con ¨Orquesta en descomposición¨, una movida canción con toques siniestros, ¨El niño del jinete rojo¨, ¨Tamaté¨, ¨Feliz¨, ¨Como un tren a las nubes¨ y el clásico final ¨Matata¨ con ¨Rebelión de esclavos técnicos¨, una fusión de música de todo el mundo y donde explota el baile y pogo. La banda muestra su otra cara aquí. Tavo levantaba los brazos, como si predicara. Sus gestos siempre son muy expresivos. La canción finalizaba y los cuatro músicos se miraron y sonreían. Como profesan, cada show es único. Una propuesta diferente y una estimulación para los sentidos. Arte.

Mientras la pista final sonaba, Sig Ragga se acercaba al público para hacer la habitual reverencia. Para sorpresa de la gente, Tavo quiso dirigir unas palabras de agradecimiento a todos los que estuvieron trabajando con ellos en todo el año. Se despidieron con gran alegría hasta el año entrante, donde nos regalarán seguramente más bella música traída de otra galaxia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s