La fiebre chamanika de Mustafunk llegó a Quilmes

El quinteto Mustafunk se presentó el viernes 2 de diciembre, en Club Tucumán de Quilmes, tras haber llenado dos Nicetos a lo largo del año  y recientemente el Auditorio Oeste, donde jugaron de locales. El público de zona sur los recibió con los brazos abiertos, baile y mucho pogo. Se encuentran cerrando un año, que los vio consolidarse cada vez más, con su segundo disco ¨Laboro Chamanik¨. Crónica: Roma Zacarías. Fotos: Pato Gallini.

web1


Con un calor agobiante, la gente esperaba en la puerta del Club Tucumán para poder acceder al show de Mustafunk. Los empleados del recinto informaban que las bandas estaban probando sonido, por lo cual se ingresaría alrededor de las doce. Efectivamente, de la planta alta se oía la prueba.

Una vez ingresados, arrancó Enmarte, un cuarteto de Avellaneda de grandes instrumentistas. Un rock progresivo con la voz aguda de Eugenio Mazzitelli bien al frente. Actitud, ritmos muy complejos y fusión de géneros. Quizás el sonido no le hizo tanta justicia a esta banda.

Mustafunk comenzó pasada la una con ¨Calefón¨ con la letra cambiada, aludiendo al porro. Los músicos contaron con una puesta en escena y vestuario sencillo e informal, como acostumbran. Camila utilizó la batería del lugar y lo básico en platillos, Agustín, un bajo PJ de la marca Fender con una caja de 8×10 de la marca Ashdown, Serafín utilizó una Fender roja modelo Stratocaster y el Turko haciendo juego con él, una Fernandes roja desgastada y la Baccaglioni violeta creada especialmente para él.

Siguiendo con temas del primer disco, interpretaron el instrumental ¨Mustafa II la venganza de Ahmed¨. La alegría de la banda se veía reflejada en la gente, generando un clima de celebración.

El sonido se terminó de acomodar en esta sección, justo para dar comienzo a ¨Ópera¨ y ¨Ruidos del parlante¨, canciones del álbum ¨Laboro Chamanik¨ presentado este año en Niceto Club dos veces, con entradas agotadas.

Un segmento de canciones más románticas continuaba el show con la dupla ¨En tu mirada¨ y ¨Yogurt¨. No se trata de todas formas, de las típicas canciones de amor, sino que presentan líricas crudas, pero no por eso poco profundas, al estilo Mustafunk ¨Me cayó la ficha al fin, no necesito tu amor, pero quiero que estés a mi lado…¨

La lista siguió con temas de ambos discos ¨Laboro Chamanik¨, ¨Pimp my ride¨, ¨Mambo negro¨, ¨Ciudad albinogólpica¨, ¨Abrazo diente sueño¨, ¨Mr Lewis¨.

Mustafunk es una banda en la cual se lucen todos sus integrantes. Martín Pedernera es el carismático cantante. No para de moverse y bailar a lo largo de toda la noche y es capaz de sorprendernos con su versatilidad para cantar tanto cosas rápidas con mucha letra, como más lentas, sutiles y también más podridas, además de improvisar pequeñas canciones cuando hay baches e imprevistos. Camila Marinelli se prende un cigarrillo mientras toca en la batería bases complejas con gran prolijidad y comodidad. No necesita una cantidad exorbitante de platillos para rellenar, con lo básico le alcanza. Sabe encontrar momentos para lucirse y otros para delegar el protagonismo a sus compañeros. Agustín Pettinato es el bajista, que al igual que Martín, inquieto, se mueve de acá para allá. Con gran soltura, maneja a la perfección la técnica del slap y hasta hace tapping en ocasiones. Una sonrisa se le dibuja en el rostro siempre que comienza una de sus líneas de bajo, como si se transportara con sus compañeros a algún lugar lejano. Es el claro ejemplo de que 4 cuerdas son suficientes si hay ingenio y creatividad. Serafín Rodriguez y Agustín ¨Turko¨ Marinelli hacen magia con sus guitarras, se complementan de manera muy personal, generando arreglos donde ambos tienen roles protagónicos, es decir que son dos primeras guitarras, en lugar de la clásica formación de primera guitarra encargada de punteos y la segunda, de la rítmica con acordes. Ambos son muy expresivos a la hora de solear. No sólo demuestran mucha velocidad sino también un conocimiento muy grande de las escalas.

La noche finalizaba con clásicos de la banda ¨No me mires¨, ¨Fever¨, ¨Sapo Rey¨, ¨Monos¨ y ¨Turviolencia¨ -estos últimos tres son los primeros tracks de ¨Laboro Chamanik¨.

A pedido del público,  interpretaron un tema más: ¨Cementerio Club¨, de Pescado Rabioso. Este cover está escondido luego de ¨Abrazo diente sueño¨ en el último material discográfico y está tocado con un amor y respeto infinito tanto en vivo como en el estudio.

Mustafunk se bajó de los escenarios tras el saludo habitual y las palabras de gratitud dirigidas al público de zona sur, a quienes les prometieron volver pronto. Con la humildad y alegría que los caracteriza, se bajaron en seguida a saludar personalmente a la gente, charlar y sacarse fotos.

Roma Zacarías

Anuncios

2 comentarios en “La fiebre chamanika de Mustafunk llegó a Quilmes

  1. Que buena onda chicos!! Hermosa “crónica de una fiesta anunciada”, Mustafunk es eso, es la primer banda que me llega a tocar tan profundo y generar estas ganas re limadas de ya verlos de nuevo en vivo despues de menos de un mes de haberlos visto en Quilmes!
    PD: no se me ofendan pero es Pimp, no “Pump my ride”…
    Jajajaj los quiero viejas!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s